Metidos ya de lleno en los asuntos navideños, y a las puertas de la Nochebuena traemos un tema tan curioso como extraño y simbólico: el Ramo Leonés de Navidad. No se nos escapa que se ha convertido en centro del debate en los últimos años, sobre todo en esta época, ya que hay quien opina que es un invento reciente aparecido en León, mientras que otros lo defienden como uno de los rasgos más representativos de la cultura leonesa.
Rastreando sus orígenes, la antropología nos dice que es un elemento religioso y vinculado al mundo rural, y una costumbre que aparece por toda la Provincia, si bien en algunos lugares su recuerdo es más fuerte que en otros donde ya se había perdido. Pero si buceamos en busca de una cronología exacta los problemas son mayores. Al parecer, la referencia escrita más antigua que se ha encontrado es una subasta que data de 1789, en el pueblo de Morales del Arcediano, próximo a Oteruelo. Por su carácter religioso, el Ramo Leonés iba acompañado de canciones y música que se heredaban a través de las generaciones y que quizás procedan de los primeros años de la Edad Moderna (siglos XVI, XVII).
Si nos fijamos en los elementos que lo conforman, nos encontramos con claras referencias al mundo natural, y así quizás podríamos estar hablando de una tradición pagana de origen prerromano, como una sencilla ofrenda a los dioses de la naturaleza que con el paso del tiempo se fue volviendo más compleja. Con la llegada del monoteísmo se pudo extender un manto religioso que disimulara las costumbres idólatras de los más rebeldes, y así pasó a ser un objeto identificado con el cristianismo.
El Ramo Leonés estaba destinado para la noche más sagrada del año: la Nochebuena, que según la tradición supone el momento del nacimiento de Jesús. Normalmente era una ofrenda colectiva del pueblo hacia la Virgen y el Niño, de modo que en los días previos se hacía una colecta entre los habitantes para conseguir dinero con el que comprar todo lo necesario. El ramo lo confeccionaban las mujeres, quienes además ensayaban cantos que acompañarían a la procesión. Los hombres tenían papeles secundarios, como el transporte del pesado ramo.
Cuando llegaba la Nochebuena, se formaba una procesión hasta la iglesia, donde ya estaban las autoridades locales y algunos de los feligreses esperando a la celebración de la misa del Gallo. Al llegar a la iglesia, la comitiva felicitaba la Navidad a los presentes y pedía permiso al sacerdote para entrar con el Ramo en el templo. Éste lo bendecía porque era una ofrenda que se dejaba en el Altar, y la comitiva avanzaba por el templo cantando en honor a la Virgen. En cuanto al destino del Ramo, podía permanecer en la iglesia hasta el día de Reyes, que marcaba el final de la Navidad, o bien ser subastado entre los vecinos del pueblo.
 

VISTIENDO EL RAMO
Para tener nuestro propio ramo leonés, lo primero que hay que conseguir es el armazón de madera, que puede tener forma triangular, de rombo, de círculo, semicírculo… Después procedemos a “vestirlo” utilizando para ello telas bordadas, cintas de colores o puntillas.
Se le colocan reliquias religiosas como rosarios, escapularios, que tienen la función de proteger a quienes lo ofrecen aunque la ofrenda propiamente dicha es en forma de “cuelga”, una costumbre típica de León que se tiene con los niños en su cumpleaños, pasando un hilo que une varias chucherías para colgarlo del cuello. En la cuelga del ramo se incluye fruta de temporada y productos elaborados como roscas, bollos, etc.
El conjunto se completa con la presencia de las velas blancas, símbolo de la luz y ésta del Nacimiento (idea de que Cristo es la Luz del Mundo). La luz se también se vincula a esas costumbres paganas de las que hablábamos antes, pues es ahora cuando se produce el solsticio de invierno, es decir, a partir de estas fechas los días cada vez serán un poquito más largos (desde ahora veremos la victoria de la luz sobre la oscuridad, gracias a la llegada del Hijo de Dios) y las noches más cortas hasta llegar al verano.
Imagen 1: http://www.felechas.es // Imagen 2: Iglesia de Morales del Arcediano // Imagen 3: http://raigame.blogspot.com //

Fuente: http://elmurrial.blogspot.com.es/2010/12/el-ramo-leones-de-la-nochebuena.html

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s